Armocromia es una ciencia real que analiza la combinación de ojos, piel y cabello, poniéndolos en armonía a través de una paleta de colores. En los países anglosajones, la armonía del color y la consultoría de imágenes ya se han establecido desde hace tiempo, mientras que en España esta disciplina está ligada al nombre de Rossella Migliaccio.

Por tanto, en esta guía he decidido revelar todos los secretos sobre esta innovadora tendencia y, en particular, te mostraré cómo puede hacer malabares con la prueba del color y las estaciones. Si tiene curiosidad para recibir más información al respecto, sólo tiene que seguir leyendo.

Qué es Armocromia y cómo funciona?

El término armocromia se refiere al análisis de los colores naturales de uno mismo, es decir, la piel, los ojos y el pelo para identificar una paleta de colores capaz de mejorarnos. Si lo hace, iluminará la cara y minimizará las imperfecciones: una sombra equivocada puede acentuar las zonas de sombra y las gafas.

Como se utilizan mejor los colores

Elegir una prenda de acuerdo con las leyes de la armonía del color no significa renunciar a los colores favoritos, sino prestar atención a las tonalidades relativas. Esto no quiere decir que tendrá que revolucionar su armario, sino aprender a seleccionar el que más nos convenga. Si consideramos el negro, por ejemplo, como un color frío, oscuro e intenso, esto mejorará las personas con estas características cromáticas.

Cómo se usan los colores en armocromia

De hecho, hay varias alternativas al negro basta pensar en el marrón, el bordón, el azul y el verde oscuro. Para aquellos que no tengan este color en la paleta, si realmente no pueden renunciar, sería conveniente combinarlo con accesorios de colores que suavizaran el efecto sombrío. No faltan colores transversales como el burdeos y el cerro que puedan dar a todo el mundo, aunque con las excepciones necesarias.

TEST de color: cómo hacerlo

Este análisis se realizará a la luz natural con la cara completamente limpia y el cabello cubierto. Tras neutralizar todos los colores artificiales de la cara, puede proceder combinando en la cara una serie de cortinas que ofrecen los mismos colores declinados en frío / cálido y metales para determinar el matiz. Una consultoría de imágenes no se dirige exclusivamente a conocer los propios colores, sino también a establecer el corte que mejor se adapte a la cara, los accesorios y el tipo de ropa.

El procedimiento para la prueba del color

Armocromia utiliza algunas herramientas del comercio capaces de determinar la temporada de pertenencia y el subgrupo relativo. el “cortinas de las estaciones“, O mejor dicho, hablamos de tejidos con los colores de las diferentes estaciones que después se adaptarán a la cara.

Normalmente partimos de los verdes para determinar la intensidad: el verde manzana indica primavera, otoño oliva, invierno esmeralda y verano salvia. Mientras que con las cortinas de las rayas se evalúa el contraste: blanco y negro para los contrastes elevados y blanco y gris para los contrastes más sutiles.

Pero veamos concretamente cómo se puede proceder al análisis del color: en primer lugar hay que hacer una evaluación objetiva: nos gusta un color porque es bonito o porque realmente nos conviene?

Hay cuatro características de los colores a evaluar: tonalidad, contraste, valor e intensidad: la más importante a evaluar es la tonalidad, ya que, sin ella, sería imposible identificar la estación de pertenencia. Los que tienen colores cálidos tienen una piel de marfil / melocotón o ámbar y se broncean fácilmente, al contrario, los colores fríos tienen una piel rosa o oliva que se broncea en verano pero se vuelve gris en invierno.

No hay que subestimar el color de los labios y las orejas: el color melocotón indica un matiz cálido, mientras que el rosa es frío.

Los colores de las estaciones según el Armocromia

Hay cuatro estaciones del esquema de colores: la primavera y el otoño se caracterizan por colores cálidos, mientras que el verano y el invierno se caracterizan por tonos fríos. Según esto, es evidente que la tonalidad subterránea tiene un papel fundamental.

Para determinar la estación de pertenencia se basa en la intensidad: la primavera y el otoño son dos estaciones cálidas, pero la primera tiene colores brillantes y brillantes, mientras que la segunda es más fluida.

Los subgrupos se añaden a las estaciones: cálido, ligero y brillante para la primavera, fresco, ligero y suave para el verano, cálido, profundo y suave para el otoño y fresco, profundo y brillante para el invierno .

Primavera en el esquema de colores

La primavera, en cambio, se caracteriza por personas con piel clara, cabello orgánico, marrón claro o rojo.

El de Spring es una paleta muy variada que incluye ojos azules, verdes y marrones, la característica principal es el brillo.

En cuanto a los colores, éstos serán especialmente cálidos y más bien brillantes. Los tonos adecuados para realzar esta temporada son colores claros como el camello, la terracota, el coral, el azul claro y el azul. Los colores oscuros que extingue el brillo natural de la primavera son definitivamente rechazados.

Verano según el Armocromia

Los que entren en la categoría Verano tendrán la piel clara, pelo rubio o castaño claro y los ojos azules.

El vestuario de la mujer de verano debería orientarse hacia tonos fríos ya la vez delicados como el rosa, la lavanda, la frambuesa, el azul y el gris paloma.

Se prohíben los colores vivos y brillantes.

Otoño por Armocromia

En cuanto al otoño, en cambio, la característica más evidente viene dada por un contraste bastante bajo entre el pelo (marrón, rojo o rubio), la piel y los ojos, que pueden ser tanto oscuros como verdes o avellanats.

armocromia
Otoño en armocromia

La paleta de colores de esta temporada recuerda todos los tonos de la tierra: beige, naranja, marrón y verde cálido, mientras que el arma ganadora es la amarilla.

Invierno según Armocormia

El invierno es la estación más frecuente en España y se caracteriza por matices fríos y valores medios u oscuros: los que pertenecen a esta categoría tendrán el cabello oscuro o castaño con reflejos fríos. Los ojos, en cambio, pueden ser marrones u oscuros y profundos, en casos raros del iris puede ser azul, verde o gris.

En cuanto a los colores, los que pertenezcan a esta temporada deben optar por tonos fríos y brillantes y evitar los tonos dorado y tierra. Un gran aliado es el rojo, mientras que deberá mantenerse alejado de los tonos naranja.

Armocromia: opiniones y consideraciones finales

El Armocromia es sin duda un buen punto de partida para aquellos que no conocen los colores y tienen dificultades para entender el tono frío / cálido. Desde mi punto de vista, representa una herramienta útil sólo si se utiliza como trampolín para empezar con nuevos experimentos y encontrar una zona de confort personal.

Mi humilde opinión es que sólo cuenta lo que ven nuestros ojos, de modo que todo lo que nos gusta es perfecto.

Si no nos gusta lo que vemos, el análisis armocromàtica puede ser una herramienta útil para aquellos que quieran experimentar con colores que les convengan para encontrar su propio estilo.

Basándome en lo dicho, espero sinceramente haberos proporcionado toda la información necesaria sobre el Armocromia.

Para más aclaraciones o tiene alguna pregunta, os invito a dejarme un comentario a continuación o escribirme directamente a mi perfil de Instagram buscando el contacto “Martina Ippolito”.

Give a Comment